Cuando tu cuerpo necesita colágeno

Colágeno es el componente adhesivo esencial que une todo nuestro cuerpo.

Colágeno es la proteína estructural que mantiene la piel firme con la renovación constante de las celulas de la piel. El Colágeno comienza a deteriorarse naturalmente con el tiempo. Especialmente se nota más cuando comenzamos a envejecer.

Consecuencias de la falta de colágeno en la piel

Arrugas se forman cuando la producción de colágeno disminuye con el tiempo y la piel pierde la estructura que lo mantenía firme. La piel pierde el volumen volviéndose más delgada y débil.

Dolores en las articulaciones causadas por la deterioración del tendón y ligamento, reduce la flexibilidad e incrementa la fricción que puede convertirse en artritis. Esto pasa cuando la falta de colágeno es muy extremada y la dieta balanceada no es suficiente se puede tomar suplementos de colágeno en altas concentraciones para poder revertir los danos a las articulaciones.

Dolores musculares comienza cuando el colágeno que une las fibras musculares está disminuyendo causando de desintegración de las fibras musculares.

Como incorporar colágeno diariamente para incrementar y reponer nuestro cuerpo.

Como el cuerpo está disminuyendo la producción de colágeno tenemos que incorporar colágeno externamente para mantener la función adecuada de nuestro cuerpo.

Dieta balanceada: el consumo diario de proteínas, pescado, vegetales y frutas cítricas.

Proteínas como las carnes de vaca, pollo, cabra, venado y cerdo. Estas carnes contribuyen elementos nutricionales importantes en nuestra dieta.

Pescado posee gran cantidad de proteínas, omega 3 y colágeno que protege las celulas de la piel. Ayudando a reducir la inflamación y proporciona elasticidad y firmeza de la piel.

La gelatina está compuesta en un 80% de los derivados de la proteína del colágeno con bajas calorías.

Vegetales como las espinacas son buenos para la producción de colágeno.

Frutas que tienen licopeno y vitamina C son importantes para la producción de colágeno. Vitamina C se encuentra en limón, naranja, mango y pina. Las frutas rojas como fresas y manzanas tienen licopeno.

Esta dieta balanceada toma tiempo para ver los cambios beneficiosos para el cuerpo entero. Es muy importante comenzar esta dieta temprano. Los seres humanos comenzamos a perder colágeno a partir de los 24 años y es más evidente a los 34 años. Cuando envejecemos tenemos que cuidarnos de las calorías, colesterol y azúcar diaria. Aunque necesitamos más colágeno no podemos consumir todas estas comidas en exceso. Cuando esta dieta no es suficiente para poder revertir los danos extensivos de los dolores articulares se debe de tomar suplementos de colágeno en altas concentraciones para poder revertir los danos a las articulaciones.